Las mejores prácticas para cursar exitosamente la universidad

por Administrador / lunes 16 de abril del 2018
img servicio social

Tema 1: “Las mejores prácticas para cursar exitosamente la universidad” ¿Alguna vez te has sentido frustrado cuando intentas estudiar y aprender algo nuevo? ¿Tiendes a dejarlo todo para última hora? Y lo que es peor ¿ni siquiera disfrutas ese proceso de aprendizaje?

Adquirir buenos hábitos de estudio es indispensable si deseamos mantenernos logrando nuevas metas a lo largo de nuestra vida. El principal problema que la mayoría de las personas tienen con relación a los estudios es la falta de disciplina. Por ende se deriva una serie de conflictos y consecuencias, como por ejemplo, dejar todo para última hora.

Al hacer esto nos estresamos por estar contra tiempo, no disfrutamos el proceso de aprendizaje y mucho menos aprendemos de una forma efectiva y perdurable. A continuación te mostraremos algunos hábitos y prácticas que te ayudarán a mejorar tu efectividad y satisfacción al cursar una carrera universitaria:

1. ¡Apuntes!

Por más atención que pongamos en la clase no todo se nos grabará, mucho menos si sólo usas tu memoria a corto plazo. Mejor aprovecha lo más que puedas y toma apuntes, pero ojo, no es lo mismo tomar apuntes en tu laptop, en tu celular o tablet que con un lápiz y papel porque según diversas investigaciones aseguran que ese tiempo que nos toma escribir a mano, nos influyen en el sentido de qué tanto podemos retener el conocimiento para escribirlo. Escribir con lápiz y papel requiere más tiempo porque nos obliga a reflexionar, y por otro lado, en los dispositivos electrónicos sólo estamos traspasando la información.

2. Estudiar dos o tres materias a la vez

Es duro cuando son tiempos de exámenes y te toca tener tres o cuatro al día, pero son cosas con las que tenemos que lidiar. Te sugerimos aprender a organizarte de manera que consigas aprender diferentes materias al mismo tiempo.

Estudiar alternando entre una materia y otra favorece la retención y facilita la comprensión de lo leído. Será pesado y tedioso, pero en poco tiempo te darás cuenta de lo efectivo que puede ser este método.

3. No sirve de nada leer las cosas mil veces

Puedes pasarte todo el día completo leyendo el mismo libro de calculo diferencial, pero eso no quiere decir que las fórmulas se quedarán grabadas en tu cerebro (y menos cuando caes en el estrés). Así que, es mejor dedicar menos tiempo a la lectura y más al razonamiento.

Busca otro tipo de estímulos mentales para la retención y consigue resultados en tu rendimiento universitario. ¡Asegúrate de seguir nuestra página de facebook para conocer más información que puede apoyarte a tu vida profesional y laboral!